April 9, 2018

June 13, 2017

June 13, 2017

January 24, 2017

May 1, 2016

March 13, 2016

January 25, 2016

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

Estoy bien

¿Cómo lo llevas? Suele preguntarme mi entorno (refiriéndose a mi nuevo embarazo).

- Bien, bien -  suelo contestar.

Y miento. Miento cada vez que alguien me suelta esa pregunta protocolaria sin ganas de realmente escucharme...

Bueno, quizá quieren escucharme y soy yo la que no quiere oírse.

Porque sí, tengo miedo. Tengo pánico. Tengo terror.

Y tengo amor. Tengo confianza. Tengo ilusión.

Y es que hasta hace poco creía que poseer mucho de los 2 polos era imposible. Gracias a la ayuda de alguien a quien quiero mucho, pude ver que el miedo, el pánico y el terror no son mis enemigos. Al contrario, me protegen. Y les doy las gracias por estar, aunque hasta ahora los haya odiado bastante.

Y es que Erin, mi pequeño valiente que crece en mi útero, se merece sentir al menos, cada día un ratito, el amor que le tengo.

 

Ya sumo 29 semanas con él. Eso son muchísimas... al menos a mi me lo parece... Miro hacia atrás y siento que ha sido fugaz... y en realidad no. He estado tan colapsada por miedo a que la muerte me salpicara otra vez que tengo nublado el recuerdo de estos 6 meses atrás.

Qué difícil es gestar confianza cuando un día te arrancaron lo que más querías... Y qué dulce se vuelve todo cuando por fin tu bebé respira en tus brazos.

Creí que esta vez sería más fácil. Tras la muerte de Cora llegó Adai vivo... ahora sé que mi útero puede finalizar un embarazo felizmente. Pero eso no me da ninguna garantía.

La confianza no la entregan los hijos vivos. La confianza está en mí. Sólo yo puedo decidir si la potencio o la destruyo... y hoy elijo que disfrutar cada instante que pueda, al máximo.

 

Por mí, por Erin y por el dolor que un día pasé cuando su hermana nos dejó, porque no quiero que Cora sea tristeza, quiero que su recuerdo sea amor. Y el amor es lo que hace 6 años promueve mi caminar con una pisada más firme y agradecida.

 

Cada hijo trae una lección bajo el brazo. Extiendo mis manos y mi corazón para recibir la que este bebé me traiga, sea la que sea, aunque eso implique aceptar que su destino de dependa de mí.

Yo haré lo posible, como he hecho hasta ahora, para que en un par de meses pueda amarlo en directo... lo demás lo dejo en manos de la vida. Solo ella sabe qué me está esperando detrás de esta nueva maternidad.

 

Al fin y al cabo, la vida es eso... una aventura que hay que vivir. De nosotros depende cómo la vivamos.

Y hoy elijo vivirla con "Cora-je" y "Cora-zón", tal y como me enseñó mi pequeña gran maestra.

 

 

Please reload

Síguenos

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Buscar por tags